Pensar es más interesante que saber, pero menos interesante que mirar.
Johann Wolfgang Goethe

lunes, 1 de agosto de 2011

El Miedo y la Confianza

Comparto la presente reflexión que tiene su fuente en la Página de Vocaciones de Jesuitas de México. Es breve pero profunda... No se cita el autor del escrito pero posiblemente es de Jorge Atilano sj.

Vaya en el marco del día de San Ignacio!
http://www.redjuvenilignaciana.org/reflexiones/

___________________________

EL MIEDO Y LA CONFIANZA

Hay dos miradas que me impresionaron en este invierno, la primera sucedió en mi visita a la Colonia San Jorge en Honduras y la segunda en el caminar del Mochilazo Jesuita en la misión de Bachajón, Chiapas:

La mirada de aquel joven que me apuntó con la pistola cuando me acerqué al campo de futbol. Dicen que la mirada es la puerta del alma, pues ahora me doy cuenta de que en esa mirada del joven vi mucho miedo. Y es una mirada que me contrasta con las miradas que encontré en las comunidades indígenas de Chiapas. Uno reconoce la luz cuando ha habido oscuridad.

Me llama la atención que los hermanos indígenas sean tan desprendidos de su maíz, su frijol, sus gallinas, su dinero y su tiempo. En esos 9 días del Mochilazo Jesuita las comunidades nos alimentaron, siempre con mucha alegría y esperanza. Me llamó la atención que antes de matar a las gallinas se hiciera una bendición para que al compartirlas Dios diera más gallinas. Me conmovió cómo esta gente le gusta hacer oración de manera comunitaria y que la hacen con una gran fe a Dios. Ante la pobreza y la enfermedad, la gente sabe que Dios no los abandona. Hay una gran confianza, sí, una gran confianza en Dios, en la comunidad y en quien los visita.

La confianza en Dios les hace confiar en el futuro, confiar en el hermano, confiar en que la última palabra la tiene Dios y no la enfermedad o la pobreza. Sin embargo, yo tengo la certeza de que la mirada de aquel joven que me apuntó con el arma era de miedo, un miedo al futuro, miedo al fracaso, miedo a perder, miedo a la escases, miedo al abandono y miedo al otro. Es el miedo lo que está dominando muchas de nuestras decisiones y entramos en la lógica de arrebatarnos las cosas para sobrevivir. La pérdida de la confianza en Dios tiene que ver con el incremento del miedo a quedarse fuera y la desconfianza hacia el otro.

La violencia es movida por el miedo, en nuestro país hay mucho miedo, y necesitamos saber de dónde viene ese miedo, quién o quiénes lo están fomentando… es decir, de dónde viene el miedo al futuro, el miedo al fracaso, el miedo a perder, el miedo a la escaces, el miedo al abandono… tanto nos insisten en ingresar al círculo del éxito que muchos tenemos miedo a quedar fuera y eso se convierte en violencia…